Estrategia
 
autor: Rogelio Pinto Jacobo
Edición: 15 Noviembre 2009
Tecnología LEDS la luz del futuro llega a Colima
Con el uso de esta tecnología en lugar de focos convencionales y lámparas de neón, se tienen ahorros de hasta el 97 por ciento en casas, oficinas y hasta discotecas. Aunque su costo es relativamente mayor, la inversión se puede recuperar hasta en 18 meses.

En la actualidad el ahorro de energía es vital, tanto por economía como por el cuidado de la naturaleza. En ese sentido se habla de reducir los consumos, tanto de petróleo como de energía eléctrica, factores que influyen para evitar que el calentamiento global sea más severo.

Bajo esta premisa el gobierno federal creó el concepto de hipotecas verdes, el cual consiste en construir casas que aprovechen elementos naturales como la luz solar. Y para abaratar más los costos, estas casas o cualesquiera, podrían utilizar la nueva tecnología de iluminación LED, la cual es mucho más barata que la iluminación a través del sistema tradicional.

“En un país donde la investigación es vista como algo ajeno, en lugar de traer productos de dudosa calidad de China u otros países asiáticos, decidimos fabricarlos localmente con todo el esfuerzo que ello conlleva”

Colima es pionero en la creación y utilización de esta tecnología según comentó Martín Eduardo Cortés Guzmán, gerente de comercialización de LED México, empresa 100 por ciento colimense y que tiene sus antecedentes en Digisat Electronic Center, uno de los primeros negocios que vendió antenas parabólicas en el estado.

Tecnología LEDSLa historia de esta empresa se remonta a hace cuatro años de investigación especifica en esta tecnología, pero cuenta con el respaldo de 21 años de experiencia en diferentes áreas de la electrónica. La investigación en LEDS comenzó debido al exceso en los consumos energéticos y terminó materializándose en una empresa que actualmente camina a pasos agigantados no sólo en nuestra ciudad, sino en diferentes regiones del país.

Aunque aceptó que todo comenzó como un hobbie, destacó la labor de investigación que continúan desarrollando para tener los mejores productos: “En un país donde la investigación es vista como algo ajeno, en lugar de traer productos de dudosa calidad de China u otros países asiáticos, decidimos fabricarlos localmente con todo el esfuerzo que ello conlleva”.

Para contextualizar, esta tecnología significa Light Emisión Diode (Diodo que Emite Luz), ya que su raíz proviene del diodo, uno de los principales y más sencillos componentes de la electrónica. Nació en el año de 1962 al combinar diversos materiales para conducir la energía a través de los diodos convencionales.

El ahorro de energía va del 60 al 97 por ciento; en el caso de una oficina de tamaño mediano, pueden ahorrarse hasta un 88 por ciento en su gasto de luz, si es iluminada a través de este sistema.

Algo muy interesante en esta tecnología es que anteriormente tenía una duración promedio de 40 mil horas, aunque en la actualidad ya es de 100 mil, así como que su consumo de electricidad es mínimo: “Por lo que en la década de los 80 recordarán cómo invadieron el mundo los indicadores en televisiones, radios, hasta el Atlantic y Caribe, versiones del Jetta y Golf de aquel tiempo sacaron sus tableros con indicadores totalmente en LED”.

LED México

Basados en el concepto de ahorrar costos, LED México ha desarrollado líneas de esta tecnología con fuente de energía integrada, con lo que se ha podido cambiar las lámparas de neón por strips o líneas para iluminar desde una casa hasta una discoteca, como es el caso de Glass Ultralounge, antro equipado totalmente con la tecnología de esta empresa colimense.

Tecnología LEDS

Cortés Guzmán destacó que el consumo de energía eléctrica con LEDS es sumamente bajo, aunque varía de acuerdo a los sistemas en donde se utilice. El ahorro de energía va del 60 al 97 por ciento, ejemplificó con el caso de una oficina de tamaño mediano, la cual pueden ahorrarse hasta un 88 por ciento en su gasto de luz, si es iluminada a través de este sistema.

Además de acondicionar casas, oficinas y hasta escuelas, fabrican reflectores de alto flujo de luz, con los cuales se puede reemplazar un sistema de alumbrado público, como se hará en el centro de Villa de Álvarez con la ampliación de la avenida Manuel Álvarez.

El tiempo de vida de un LED es de 100 mil horas, lo que quiere decir que si se tiene una lámpara prendida por tres horas diariamente, puede tener una vida de hasta 100 años.

Los beneficios de usar este tipo de alumbrado público es que se cambian 150 watts de aditivos metálicos o de vapor de sodio que da una luz café monocromática y que consume mucha energía, tarda cinco minutos en encender y sólo dura ocho mil horas de vida; por 100 mil horas de vida con esta tecnología, es decir casi 25 años; un consumo de 30 watts a un costo competitivo, con una la luz blanca, sistema de encendido inmediato y no necesita mantenimiento.

Respecto a los costos de este tipo de tecnología indicó que es más elevado que el sistema tradicional, sin embargo, destacó que a la larga, la inversión se justifica plenamente, tanto por el ahorro económico y el beneficio ecológico: “El tiempo de recuperación de la inversión puede variar de tres a seis meses, doce o 18 meses los que más se han tardado, según el costo de kilowatt hora”.

Tecnología LEDSEn el caso del uso público, precisó que en el caso de Villa de Álvarez se realizó el siguiente presupuesto: en 52 lámparas de vapor de sodio se haría una inversión de 9 mil 600 dólares y un consumo de 7 mil 800 watts; mientras que la inversión con esta tecnología sería de 16 mil 380 dólares, pero con un consumo de mil 664 watts. Es decir, la diferencia del costo sería de seis mil 780 dólares, recuperable en catorce meses, pero con un ahorro de energía del 79 por ciento.

Actualmente han iluminado el nuevo domo de la Secretaría de Educación, los colegios “Marcela Domene”, Anáhuac y próximamente Camporverde, tres casinos en Los Mochis, Sinaloa y Los Cabos en Baja California Sur. Asimismo una discoteca en Ciudad Guzmán, Glass en Colima, el fraccionamiento Bosque Real y se encargará de dotar de iluminación a las nuevas escuelas que construya el Gobierno del Estado a través del Comité Administrador del Programa Estatal de Construcción de Escuelas (Capece).

Además es una empresa socialmente responsable ya que da empleo a personas con capacidades especiales en el ensamble de sus productos, asimismo cuentan con el apoyo de ingenieros electrónicos jóvenes y egresados de la Universidad de Colima.